sábado, 30 de marzo de 2013

TORRIJAS



Los ingredientes necesarios: 

Pan del día anterior
½ Litro de leche
1  Cáscara de limón
2  Huevos
Azúcar
Miel
Canela en rama y molida


Esta es la receta clásica de toda la vida de las torrijas de leche, postre que se hacía antiguamente muy a menudo para aprovechar el pan del día anterior y que ha quedado relegada a la Semana Santa, en estas fechas en los supermercados y grandes superficies encontramos panes especialmente para hacerlas, en este caso las voy a hacer de aprovechamiento, así que he utilizado una barrita de pan de Viena liso, aunque si quieres también puedes hacerlas con baguettes.

Ponemos a calentar la leche con dos cucharadas de azúcar, un trozo de la cáscara del limón y la canela en rama, sin dejar que hierva, apartamos y dejamos enfriar para que infusionen los sabores.

A continuación vamos cortando el pan en rebanadas, aproximadamente de un dedo de anchas.
Colamos la leche, para eliminar restos de la canela y la cascarita del limón, la vertemos en un plato hondo.
Ahora vamos pasando las rebanadas del pan por la leche, que empapen bien, pero cuidado de que no se enguachirnen demasiado, porque se  reblandecerían mucho.
Las vamos colocando una vez pasadas por la leche sobre dos platos, uno boca abajo, para que escurran bien.
Batimos muy bien un par de huevos.
Pasamos las rebanadas de pan por el huevo y las freímos en abundante aceite de girasol.
Las vamos sacando cuando estén doraditas por ambos lados y las ponemos sobre papel absorbente.
Ahora vamos a preparar un almíbar con la miel, para ello ponemos en un cazo un vaso de agua, la mitad de esa cantidad aproximadamente de miel, dos cucharadas de azúcar y canela molida, vamos removiendo y esperamos a que empiece a hervir, nos tiene que quedar con una consistencia espesita.
Disponemos las torrijas en una bandeja y vamos vertiendo poco a poco este almíbar por encima, cuando lleven un ratito, les damos la vuelta a todas, para que se impregnen bien.

Las podemos servir calientes o una vez frías, eso ya depende de las ganas de comerlas que tengáis.
Como ya os decía al principio esta es la receta clásica de las torrijas, pero hay otras maneras de prepararla, por ejemplo también se emborracha el pan con mezcla de leche y un poco de vino dulce Pedro Ximénez, Oporto, Moscatel o algún licor y en lugar del almíbar rebozadas con azúcar y canela molida.

viernes, 22 de marzo de 2013

BERENJENAS RELLENAS DE CARNE PICADA



Los ingredientes necesarios: 

1 Berenjena grande
¼ Kg. carne de pollo picada
3 Lonchas de bacón
1 Tomate grande maduro
1 Cebolla
1 Queso en lonchas para gratinar
1 Pimiento verde
1 Pimiento rojo
1 Bote de bechamel
Aceite de oliva virgen extra
Pimienta
Sal

Las Berenjenas rellenas son un plato completo y contundente, añadiendo carne, verduras, salsa bechamel y lo que tú prefieras, obtenemos una receta con todos los nutrientes aunque un pelín calórica (por la bechamel).

Para compensar un poco estas berenjenas rellenas he utilizado carne de pollo (en vez de ternera o cerdo) que aporta menos calorías pero combina muy bien con el resto de los ingredientes. Si prefieres unas berenjenas rellenas de cerdo o ternera solo tienes que cambiar este ingrediente. Así de fácil. 

Ponemos a calentar el horno a 180ºC. 
Cortamos la berenjena en dos mitades a lo largo y con un cuchillo hacemos unos cortes profundos en su carne, a lo largo y lo ancho pero sin romper la piel de la berenjena. 

Ponemos las dos mitades en la bandeja de horno (con la piel para abajo), añade un poco de sal a cada mitad y un chorrito de aceite. Mete en el horno y deja que se hagan 30 minutos, puedes adelantar este tiempo haciendolas en el microondas.
Preparamos el sofrito de las verduras a continuación.
Picamos media cebolla muy fina. En una sartén ponemos 4 cucharadas de aceite y la sofreímos durante 2 minutos. Echamos una pizca de sal.
 
Mientras se fríe, lavamos el trozo de pimiento verde, el trozo de pimiento rojo y los picamos muy finos. Pasados los dos minutos los añadimos a la sartén con la cebolla y dejamos 4 minutos más.
Cuando los pimientos estén listos añadimos el pollo a la sartén y con una espátula de madera vamos desmenuzándola mientras se hace (así evitas que se queden trozos muy gordos sin separar de carne picada). Añade otra pizca de sal y deja al fuego 5 minutos o hasta que pierda el color a cruda.
En una sartén pequeñita (sin aceite) ponemos el bacón y lo doramos, podríamos añadirlo directamente a la otra sartén, pero para dorarlo tendríamos que quemar demasiado las verduras y por eso es mejor hacerlo a parte. Cuando esté dorado échalo a la otra sartén, sin la grasa que ha soltado.
A continuación en esa sartén con un poco de aceite de oliva, preparamos la salsa de tomate, para ello lo rallaremos y sazonaremos, ponemos un poco de azúcar para quitarle la acidez, también podemos usar tomate triturado de lata, reservamos.
Ahora sacamos las berenjenas del horno (si han pasado los 30 minutos). Con cuidado de no quemarnos sacamos toda la carne de las berenjenas con la ayuda de un cuchillo o cuchara y con mucho cuidado de no romper la cáscara pues no servirán de base. Picamos bien toda la carne de la berenjena y se añade a la sartén, removemos.

 









Añadimos la salsa de tomate. Dejamos unos 3 minutos al fuego todo junto.
Pasado este tiempo añadimos la bechamel, no debemos pasarnos en cantidad ya que el relleno debe quedar más bien espeso.
Cocinamos un par de minutos más y comprobamos de sal, añadimos varias vueltas de molinillo de pimienta, apagamos el fuego y reservamos el relleno.

Rellenamos las berenjenas con la mezcla y las ponemos en la fuente de hornear.
Por último cubrimos con las lonchas de queso, también se puede utilizar queso para gratinar.
Metemos al horno y dejamos durante 10 minutos a 185ºC. Durante los últimos 4 minutos ponemos el grill del horno para que el queso de las berenjenas rellenas se gratine. 

Y listas, a comer.







viernes, 15 de marzo de 2013

CHURRASCO DE POLLO ARGENTINO



Los ingredientes necesarios: 

Filetes de contramuslo de pollo
Ají molido
Diente de ajo
Cebolla
Vino blanco
Aceite de oliva
Sal



El churrasco de pollo es un plato típico argentino, habitualmente se hace a las brasas, que es como esta bien rico y el truco es saberlo dejar muy jugoso, aparte claro está del sabor de las especies, que como en todas partes según el lugar las preparan de una forma u otra. Es muy fácil de hacer tanto en barbacoa como en la plancha y nos viene muy bien para las dietas.

Compramos los contramuslos y le pedimos al pollero que nos los deshuese y los haga en filetes sin piel.
Vamos a preparar ahora el adobo, para ello tomamos una cucharada de Ají molido, este puede ser normal o picante y lo consigues de Antonio Berrocal, en el Mercado de La Línea o en el de tu Ciudad donde vendan las especias, el diente de ajo picadito, y un poco de cebolla también muy picadita.
A continuación ponemos un chorrito de aceite de oliva, la pimienta molida, la sal y un chorrito de vino blanco, removemos muy bien todo para que se integren los sabores, dejamos un rato para que también se hidrate el ají. Puedes ponerle un poco de comino, si quieres.
Calentamos la plancha, mientras con una brocha pintamos un lado del churrasco de pollo.
Lo llevamos a la plancha o brasas a fuego fuerte por la cara pintada, sin moverlo para sellarlo, cuando empieces a ver jugos en la parte de arriba, pintas ese lado también y le damos la vuelta rapidamente, hacemos lo mismo lo dejamos sin mover para que se selle.
Con la ayuda de la brocha, vamos pintando repetidas veces y dándoles la vuelta, por un lado y otro, para que no se nos seque, este es el truco para que salga muy jugosa la carne.
Cuando estén churrascaditos, eso ya depende del gusto de cada uno, lo apartamos del fuego.
Ya están listos para comer!

sábado, 9 de marzo de 2013

REMOLACHA ALIÑÁ



Los ingredientes necesarios:


Remolachas
1 Diente de ajo
Vinagre de Jerez
Perejil fresco
Aceite de oliva virgen extra
Sal





La remolacha aliñada es otro plato típico del sur de España, hoy la podemos conseguir todo el año ya que en las grandes superficies las encontramos cocidas y envasadas al vacío, particularmente no me gustan las de bote, aunque es un plato muy veraniego las suelo consumir también como acompañamiento de carnes.

Hay muchas maneras de prepararla, por ejemplo en Sevilla la aliñan con cebolla o cebolleta, sin embargo, me gusta más la forma de prepararla de nuestra zona de Cádiz y es con ajito picadito, como las hacía mi madre.


Si la vas a preparar con el manojo de remolachas, hay que limpiarlas muy bien de arena y luego cocerlas en abundante agua sin cortar el tallo ni la raíz, así no se desangra y no pierde el color, cuando estén tiernas, que en la olla a presión será a los 20 minutos y en la olla normal 1 hora, las escurrimos y dejamos enfriar, para a continuación retirar las partes más duras, pero en este caso las hice con una bolsita ya preparadas. 


Las sacamos de la bolsa y enjuagamos bajo el grifo.


Cortamos en trozos medianos, para ello primero le damos un corte a lo largo y luego en medias monedas no muy gruesas, añadimos el ajo muy picadito, hacemos lo mismo con el perejil.

Aliñamos con la sal, el vinagre de Jerez y el aceite de oliva. Ya tenemos lista esta rica ensalada, bien fresquita y fácil de preparar.