jueves, 21 de noviembre de 2030

ME DECIDO POR ESTE MEDIO EN LUGAR DE UN LIBRO, ASI PUEDES PARTICIPAR CON TUS COMENTARIOS

Con este Blog, lo que pretendo es transmitir algunas de las recetas que han estado en mi familia durante muchos años, así como otras que he probado en algunos bares y restaurantes, otras que me han sugerido amig@s o familiares y que tras prepararlas en casa han sido de mi satisfacción.
Existen muchos libros en los que se detallan exhaustivamente los ingredientes  y  proporciones, en Internet se encuentran hoy todas las recetas inimaginables, por lo que es muy sencillo investigar y hacer muchas de ellas (en algunos restaurantes no falta el PC con conexión a Internet como ayuda en la cocina, como un pinche más, pero pinche aquí), por lo tanto podría llenar este recetario con 1.000 y una tan solo con copiar y pegar.
En este caso, debo decir que cada plato lleva un algo especial que aporta cada uno y que es lo que se dice de los buenos cocineros: “tiene buena mano”. Ésto lo aprendí gracias a la atención que prestaba a mi madre cuando se metía en faena, cuando le preguntaba si ese plato que estaba cocinando llevaba este o el otro condimento; siempre decía lo mismo “si quieres pónselo”. Así que lo mejor era ver como lo hacía y tomar notas, cosa que sigo haciendo en la actualidad con cada plato que veo elaborar, sin entrometerme; luego en casa haré lo que crea conveniente.
Dado el origen Santapolero de mi familia, aunque llevando mucho tiempo en La Línea, la mayoría de las recetas son de las llamadas “dieta mediterránea”, por lo tanto este no es un Blog de química, ni de brillantes acabados con presentaciones sofisticadas, sino de cocina de andar por casa con productos sencillos y que se encuentran fácilmente, casi siempre en nuestra despensa. Por eso de la sobriedad de las imágenes que lo ilustran, tomadas con mi teléfono movil, por lo que no tienen muy buena calidad y sin la ayuda del photoshop, hay que prestar mucha atención a la elaboración de los arroces y los guisos, siempre con sus refritos.
Posiblemente, alguien que me aventaje en el arte de la cocina, realizará alguna crítica o notará alguna falta; pero no debe olvidar que este blog de recopilación de recetas, lo que intenta es transmitirlas tal como todos elaboramos los platos que cocinamos habitualmente, sin medidas exactas, con el aroma, con las texturas, con la sensibilidad de un buen comensal.

Quiero agradecer a todas aquellas personas que de una u otra forma me han aconsejado, aportado ideas y recetas para este Blog.

Espero que lo disfruteis.

domingo, 20 de mayo de 2018

STRUDEL DE MANZANA, NUECES Y PASAS


Los ingredientes necesarios:

1 Masa hojaldre refrigerada
2 Manzanas Royal Gala
Pasas de Corinto
Nueces
Mantequilla
Azúcar moreno
Canela en polvo
Azúcar glass
Ron
Helado de vainilla
1 Huevo


Postre tradicional de Austria y Alemania con el añadido de las nueces y las pasas de Corinto, consiste básicamente en una masa rellena de manzanas con canela, pero el relleno suele ser al gusto del consumidor. Muy fácil de preparar, sorprenderás a la familia.

La masa que he utilizado es una refrigerada de hojaldre ya preprada, no es necesario estirarla, si vas a utilizar una congelada, debes sacarla al menos unos veinte minutos para poder manipularla bien y no se rompa.

Ponemos a macerar las pasas de Corinto con un chupito de Ron, para que se vayan hidratando.

Elegimos un par de manzanas grandes, pueden ser Reinetas, Golden, o la que prefieras, en mi caso la que más me gusta es la Royal Gala. 
Las pelamos, descorazonamos y las cortamos en trozos no muy grandes, en caso de hacerlo con anticipación regarlas con zumo de limón para que no se oxiden, en este caso como han ido directamente a la sartén no lo hice.
En una sartén antiadherente ponemos a derretir un par de cucharadas de mantequilla.
Incorporamos las manzanas y cocinamos unos minutos hasta que tomen colorcito, a continuación añadimos tres cucharadas de azúcar moreno y una cucharadita de canela, removemos unos minutos.
Ahora le toca el turno a las pasas de Corinto con el ron que estarán emborrachaditas, no escurrir, y las nueces picaditas, la cantidad al gusto pero no debemos pasarnos porque el ingrediente principal es la manzana.
Removemos durante unos minutos más, el relleno saldrá un poco oscurito porque he caramelizado, si lo deseas mas clarito cocina menos tiempo añadiéndole un poco de agua, dejamos enfriar. 

Aprovechando el papel de hornear, ponemos el hojaldre y hacemos unos cortes de un centímetro y medio más o menos a cada lado de la masa dejando el centro sin cortar, para luego hacer una trenza, puedes hacerlo también enrollando la masa que es la forma original y luego cerrando las puntas o utilizando dos hojas de hojaldre y tapando bien una con la otra, pero esta terminación que vamos a hacer es mas crujiente, ponemos el relleno de manzana en el centro.
Luego empezamos a entrelazar la masa cogiendo laterales aleatoriamente empezando en una punta y terminando en la otra, mira la imagen para guiarte.
Una vez realizada la trenza, cerramos los bordes y pintamos con huevo batido, espolvoreamos un poco de azúcar por la superficie. 
Tendremos el horno precalentado a 200º arriba y abajo, horneamos durante una media hora, este tiempo es el estimado por el fabricante de la masa, pero según el comportamiento de nuestro horno será más o menos tiempo, por lo que cuando lleve unos veinte minutos vamos vigilando y cuando tenga el color tostadito que deseamos sacamos y dejamos enfriar.
Espolvoreamos con azúcar glas y ya está listo para servir, se puede tomar frío o templado.
Para acompañar este postre nada mejor que un helado de vainilla, ya está listo para comer y a disfrutar!
Lo próximo que prepararé utilizando esta receta será el Apple Pie de Mcdonalds ya tristemente desaparecido en España, es básicamente lo mismo sin las frutas y en porciones individuales, que se fríen en lugar de hornear.


domingo, 15 de abril de 2018

ESTOFADO DE TERNERA IRLANDES CON GUINNES


Los ingredientes necesarios:

2  Piezas Osobuco
2  Cebolletas
2  Zanahorias
3  Dientes de ajo
1  Rama de apio
2  Patatas medianas
1  Botella cerveza Guinnes
1  Vasito de vino tinto
Harina
Aceite de oliva extra
Sal
Pimienta negra


El estofado de ternera irlandés con cerveza Guinnes, mal llamado “Iris Stew” ya que este se elabora con carne de cordero, es un guiso muy contundente típico de la cocina irlandesa y para su elaboración utilizaremos una carne de ternera que sea melosa y se deshaga en la boca, como la carrillera o en este caso unas piezas de osobuco. Es un estofado sencillo de hacer con un sabor intenso y un pequeño toque amargo que le da la cerveza negra.
Empezamos cortando las verduras, la zanahoria la pelaremos y la haremos en rodajitas.
Seguimos con la cebolleta picadita y los tallos de apio.
 








En la olla rápida, ponemos el aceite de oliva extra e incorporamos los dientes de ajos enteros con piel que habremos machacado dándole un golpe, cuando estén dorados por ambos lados incorporamos las verduras, removemos unos minutos e incorporamos las patatas a trozos, sazonamos y añadimos la pimienta molida.
Cocinamos durante unos diez minutos y a continuación le añadimos la cerveza Guinnes, poco a poco que no produzca burbujas, ponemos a fuego alto para reducir, desespumamos con la ayuda de una cuchara grande.

Cortamos la carne en dados, salpimienta, pasamos por la harina y sellamos en una sartén aparte con aceite de oliva.

 







Añadimos la carne a la olla rápida, en la sartén donde la hemos sellado, ponemos un chorrito de vino tinto para desglasar los jugos y añadimos también a la olla rápida.
Este guiso se realiza a fuego lento durante unas dos horas, pero como vamos a utilizar la olla rápida que nos facilita el trabajo, en unos veinte minutos la tendremos lista, comprobamos de sal, es conveniente hacerlo bien temprano para dejarlo reposar ya que lleva patatas, aunque de un día para otro como ya sabréis estará mucho mejor.

martes, 27 de febrero de 2018

ENSALADA MARROQUI DE BERENJENA


Los ingredientes necesarios:

1 Berenjena
3 Tomates maduros
Aceitunas negras
Ajo
Limón
Aceite de oliva AOVE
Pimentón dulce
Pimienta negra molida
Comino molido
Cilantro fresco
Sal

Para empezar os diré que me encanta la gastronomía marroquí, de la cual no había cocinado gran cosa hasta ahora, pero con la ayuda de algunas personas de mi entorno, preguntando en los restaurantes y apoyándome un poco en las recetas de internet me he atrevido con esta y el resultado ha sido satisfactorio hasta el momento. 
A así que hoy vamos a preparar el Zaaluk que se trata de una ensalada de berenjenas muy fácil y que es fantástico como aperitivo frío o bien como acompañamiento de carnes, también conocida como caviar de berenjenas, es muy típica de la zona de Fez y es la ensalada estrella en Marruecos.

El ingrediente principal es la berenjena, hay varias maneras de prepararla, la más habitual es cocerla cortada a datitos con su piel al vapor o en agua con sal junto a los dientes de ajo, hasta que esté tierna, a mí en particular me gusta asarla entera en el horno aprovechando cuando hacemos pimientos rojos asados en casa.
Si la haces al horno, como ha sido en este caso, cuando se enfríe la cortamos en tiras y luego a daditos.
A continuación y siempre en ambos casos, ya sea cocida o asada, nos ayudamos de un colador para aplastarla con un tenedor hasta que pierdan la máxima cantidad de líquido posible, reservamos.
Luego pelamos los tomates y los picamos en daditos, escurrimos el agua.
En una sartén con aceite de oliva virgen extra, hacemos un sofrito lento con los tomates picaditos, le añadimos una pizca de azúcar, un par de dientes de ajo picados, el comino en polvo, el pimentón dulce, la pimienta molida, rectificamos de sal, añadimos el zumo de medio limón y ligamos todo. 
Mezclamos el sofrito que hemos preparado con la berenjena.
Rehogamos unos minutos todo junto, dejamos que se enfríe a temperatura ambiente.
Lo dejaremos reposar unas horas en la nevera, como siempre estas cosas de un día para otro saben mejor, para emplatar añadimos el cilantro picadito, las rodajas de aceitunas negras y un chorrito de aceite de oliva virgen extra por encima. Se sirve fría.
También puedes hacer una variante con esta ensalada y es preparar un puré o pate, para ello no pondremos las aceitunas negras, ni el cilantro y pasamos todo por la batidora de mano, untamos unos panecillos tostados con la mezcla y decoramos con la rodajita de la aceituna negra.


sábado, 27 de enero de 2018

TARTAR DE SALMON AHUMADO Y AGUACATE

Los ingredientes necesarios:

1 Sobre Salmón Ahumado
1 Cebolleta o cebolla fresca
1 Aguacate
1 Tomate
Limón
Pimienta molida
Cilantro fresco
Sal
Aceite de oliva
Salsa de soja


Este año aprovechando un sobre que tenía de las navidades, decidí preparar esta deliciosa receta para la cena de año nuevo, es una forma diferente de disfrutar del salmón ahumado con un toque de guacamole, queda muy vistosa y tiene un sabor delicioso.

En los supermercados encontramos sobres de salmón ahumado, los hay de origen escocés y noruego, yo prefiero este último.

Abrimos el sobre y reservamos una lonchita pequeña de salmón ahumado para luego decorar y el resto lo picamos, lo ponemos en un bol, incorporamos un poco de aceite de oliva virgen extra, salsa de soja y salpimentamos al gusto, mezclamos todo. 


Escogemos un aguacate no muy maduro, lo pelamos y abrimos por la mitad, lo cortamos en daditos.
Lo incorporamos a otro bol y añadimos un chorro de limón, le rallamos la cebolleta, la puedes picar también, pero yo prefiero no encontrarme los trozos, el cilantro picadito y salpimentamos al gusto, mezclamos y reservamos.


Hacemos lo mismo con el tomate, lo pelamos, le quitamos las semillas y cortamos en daditos, lo dejamos en un colador para que pierda el agua que contiene, antes de emplatar añadimos un poco de aceite de oliva y salpimentamos.
Para emplatar utilizaremos un aro metálico, si no tienes lo puedes hacer recortando una botella de plástico, primero rellenamos el fondo con una capa del tomate picado, a continuación la mezcla del aguacate y para terminar la capa del salmón ahumado picadito.

Decoramos haciendo un rollito con la lonchita de salmón que habíamos reservado, también puedes poner unas huevas de sucedáneo de caviar.

Dejamos enfriar en la nevera y antes de servir retiramos el aro.



jueves, 30 de noviembre de 2017

MACARRONES CON QUESO (MAC & CHEESE)

Los ingredientes necesarios:

Macarrones Gallo Nº6
Queso Cheddar
Mantequilla con sal
Harina de trigo
1 Taza de leche
Mostaza
Pimienta negra molida
Sal

Esta receta de macarrones con queso es la típica americana, básicamente se preparan con alguna tipo de pasta que sea hueca y cortita, se acompañan con una bechamel de queso cheddar y luego se gratina.

En un cazo ponemos agua con sal y chorrito de aceite de oliva, se cuecen los macarrones hasta que estén al dente, no hay que pasarse para que no nos queden pastosos.

Una vez cocidos se sacan del agua, se refrescan bajo el grifo para parar la cocción y que no se peguen, reservamos.
Ahora vamos a preparar la salsa de queso, en una cazuela al fuego primero derretimos la mantequilla, aproximadamente unas dos cucharadas grandes, vamos incorporando la harina, también unas dos cucharadas, la vamos removiendo para que no queden grumos, tostamos la harina pero que no tome color.
Agregamos la leche tibia poco a poco, integrándola bien con la harina ayudándonos con unas varillas, remover constantemente para evitar que se nos hagan grumos, debemos hacerlo a fuego lento hasta que se integre la leche y consigamos una bechamel.
El queso que se utiliza es el Cheddar, pero lo puedes mezclar con otros quesos cremosos, si lo has comprado ya rallado, mide una taza y lo incorporas a la bechamel, en este caso como lo tenía en lonchas lo he picado pequeñito.
Vamos removiendo muy bien para que se incorpore a la bechamel, lo hacemos poco a poco para que se funda bien.
Comprobamos de sal, el queso suele salar un poco, ponemos un poco de mostaza, utilizo la de sobres porque en casa no suelo tener otra y un poco de pimienta negra molida. Incorporamos los macarrones y un poco mas de queso, removemos muy bien.
Los echamos en un fuente resistente al calor, le ponemos un poco mas de queso por encima y metemos en el horno en la parte de enmedio precalentado a 180 grados, arriba y abajo.
Con unos diez minutos será suficiente, pero todo dependerá de nuestro horno, si la capa de arriba no la ves un poco tostadita, lo dejamos unos minutos solo con el grill a más temperatura.
Listo para servir y disfrutar de una receta que normalmente la comemos en restaurantes de comida rápida americana, pero en este caso “Home Made”



lunes, 30 de octubre de 2017

POLLO AL HORNO CON LIMON

Los ingredientes necesarios:

1 Pollo troceado
Patatas
1 Limón

1 Cebolla
Orégano
Tomillo
Pimienta molida
Sal
Aceite de oliva
1 vaso vino blanco
Hoja de laurel

Esta receta es super sencilla y fácil para no complicarnos mucho a la hora de hacer un pollo al horno, es muy raro que en la familia no se tenga esta receta de la abuela, madre y por lo tanto hay muchas maneras de hacerlo, hay quien prefiere hacerlo entero, pero en este caso lo haremos en trozos con las piezas de muslos y contramuslos que son las mas jugosas.
Lo primero que haremos será exprimir el jugo del limón y luego lo trocearemos, reservándolo para marinar el pollo.
A continuación pasamos a condimentar los trozos de pollo, le ponemos una cucharadita de orégano, comino y la sal, removemos para que se impregne bien.
Machacamos los dientes de ajo enteros dándoles un golpe, incorporamos los trozos de limón y añadimos el jugo, removemos todo y dejamos macerar al menos una hora. 
A continuación en una fuente que sea apta para el horno, ponemos en el fondo el aceite de oliva virgen extra y luego la cebolla cortada en juliana que repartimos por todo el recipiente.
Hacemos lo mismo con las patatas, las cortamos no muy gruesas estilo panaderas.
Y ahora colocamos el pollo encima de las patatas, repartimos el jugo con los trozos de limón, ponemos ahora por encima la pimienta molida al gusto.
Introducimos en el horno precalentado a 180 grados, cuando lleve unos 15 minutos añadimos el vasito de vino blanco, vamos dándole vueltas de vez en cuando, nos llevará aproximadamente unos 45 minutos, todo dependerá de nuestro horno, por lo que cuando lo veamos doradito lo sacamos.

Ya estará listo para servir con su salsita por encima y sus patatitas.