viernes, 28 de septiembre de 2012

HIGADO DE TERNERA EN SALSA MARROQUÍ



Los ingredientes necesarios:

2 Filetes de hígado de ternera
1 Cebolla grande
1 Diente de ajo
1 Tomate natural triturado
1 Pizca de jengibre
1 Pizca de comino
1 Pizca de cilantro
1 Pizca de pimienta molida
1 Pizca de pimentón dulce
Perejil fresco
Aceite de oliva virgen extra
Sal
Cayena si lo prefieres picante

Debo deciros para empezar que me encanta la comida marroquí, ya tengo ganas de preparar el Cuscús, los Tajines y las Pástelas. Pues bien, un poco cansado de comer el hígado de ternera a la plancha o encebollado, me decidí a buscar una receta para prepararlo en alguna salsa para cambiar un poco, y me encontré con el Kebda mchermla, que se prepara con el hígado del cordero y con el de ternera también, el resultado ha sido una receta exquisita que volveré a repetir muchas veces en mi dieta.

Limpiamos los filetes de hígado y salamos.
Calentamos el aceite de oliva y salteamos el hígado, apartamos, cortamos en trocitos y reservamos. 
Picamos la cebolla o la cortamos en juliana, como prefieras, la refreímos en el aceite junto con el diente de ajo machacado y picado, aquí si quieres que salga picantito incorporamos la cayena.
Cuando este doradita la cebolla incorporamos las especias, las puedes conseguir todas en el mercado en el puesto de Antonio Berrocal, no me gusta tenerlas en casa guardadas porque algunas se utilizan de tarde en tarde y suelen estropearse, por eso lo mejor cuando vayas a prepararlo te llegas y le pides que te haga un mix con las cantidades que necesitas, aunque si es el tiempo, el cilantro mejor fresco y picadito, así como el jengibre molerlo al instante.
Removemos rápidamente y añadimos el tomate natural triturado, más o menos medio vaso, refreímos bien durante unos 2 minutos.
Incorporamos el hígado troceado, removemos y dejamos cocer un poco.
Ahora es el momento de picar el perejil, removemos y añadimos agua hasta cubrir y cocer durante unos 15 min a fuego medio, para terminar unos 2 minutos a fuego alto. Comprobamos de sal y si ves que se consume el agua durante la cocción le añades un poco más.
 








El resultado debe ser una salsita no muy espesa.
 Listos para servir! Con unas patatitas fritas.
 

No hay comentarios: