sábado, 4 de agosto de 2012

PAELLA CON MORCILLITAS BLANCAS


Los ingredientes necesarios para 2 personas: 

1 Vaso de arroz bomba
1 Tomate maduro
3 Morcillitas blancas
1 Ñora
2 Dientes de ajo
1 Pimiento rojo
1 Sobre azafrán
1 Pizca pimentón dulce
Sal
Aceite de oliva

Vamos a preparar una paella muy sencilla y sin muchos tropezones,  para salir de un apuro cuando te levantas un domingo y te dices, me comería una paellita de arroz! pues echas mano a la nevera y con pocos ingredientes te la puedes hacer y problema solucionado. Esta la voy a preparar con unas morcillitas blancas de Santa Pola que tenía en el congelador, aquí en el sur la llamamos salchichas.
Ponemos a calentar en una olla el doble de agua que de arroz, como hemos usado un vaso que es la medida para dos personas, pues dos vasos de agua y un poquito por el que se evapora, también podemos utilizar caldo de pollo en lugar de agua. 

En la paellera, ponemos el aceite y se sofríe la ñora con cuidado de no quemarla y los dos dientes de ajo, que retiramos y apartamos para que se enfrien.
A continuación se refríe unos trozos del pimiento rojo, que apartamos tambien y reservamos. Suelo tenerlos congelados ya cortaditos en un tupper, lo sacas un ratito antes y los tienes preparados para freir.
Posteriormente en ese mismo aceite refreimos las morcillitas  (si hay demasiado se retira el exceso pues no interesa que quede demasiado grasiento y las morcillitas van a soltar grasa), apartamos también.
Aquí es donde entra la imaginación, si no tienes morcillitas, pués unos trocitos de pollo o cerdo y también alguna vez lo hago con pinchitos morunos.

Ahora echamos el tomate rallado a la paellera y lo refreímos hasta que se consuma el agua, entonces ponemos el azafrán y una pizca de pimenton dulce, removemos muy bien para que no se nos queme.
Enseguida volcamos el vaso de arroz, que lo tendremos refriendo unos minutos, a esto se le llama morear el arroz.
Se añaden las morcillitas y el pimiento rojo, se remueve ligeramente el arroz para que se vaya impregnando bien de todos los sabores.
Majamos muy bien en el almirez, la ñora, sal y los dos dientes de ajo que teniamos reservados, añadimos un poco del agua caliente o caldo y removemos.
Se vierte todo el agua o el caldo siempre bien caliente en la paellera, ahora el majado que hemos preparado lo incorporamos tambien, removemos con cuidado para repartir los ingredientes ya que no volveremos a meter la espumadera en el arroz, ya sabes no se remueve nunca más.
Se corrige de sal y se cuece a fuego vivo durante 10 minutos, momento en que se baja el fuego, regulando la cocción, que tiene que ser de unos 8 a 10 minutos aproximadamente a fuego bajo. Este tiempo variará según el arroz que utilices, debe ser redondo, del llamado Bomba.
Una vez finalizada la cocción, se retira el arroz del fuego cubriéndolo con una tapadera o papel de aluminio y se deja reposar.
Pasados unos minutos estará listo para comer.
Siempre utilizo una paellera mayor de las raciones indicadas, en este caso he utilizado una paellera para cuatro personas, cuando era para dos, de esta forma el arroz queda finito como puedes apreciar (1 cm. aproximadamente) y se come directamente de la paellera, aunque a mi hermano Ignacio no le gusta así.
Este es el procedimiento básico para la elaboración de una paella sencilla y muy rica, puedes cambiar los tipos de carne a utilizar (pollo, costillitas, conejo, perdiz, etc.) y aumentar las verduras (Alcachofas, judías verdes, guisantes, etc.), pero siempre seguir los pasos dados en esta receta, que no es ni mas ni menos que el refreírlo todo.

4 comentarios:

Mika´s Kitchen dijo...

Riquisimaaaaa! Mira no se me ha ocurrido hasta ahora prepararla con morcillas blancas ;)
Un abrazo!!

rosa dijo...

Un arroz muy bueno, tomo nota porque yo he hecho arroz con muchas cosas pero nunca con este tipo de morcillitas, lo probare, un saludazo y buen fin de semana.

Leonor dijo...

Tiene que estar rico porque esas salchichas traen un adobo suave y muy bueno. la ñora y el pimentón dulce también darán intensidad al sabor.
Gracias por la idea.
Un beso. Leonor.

José Miguel Bonmatí Ñeco dijo...

Muy sencillo de preparar, pero claro el saborcillo de la morcillita de magro santapolera es especial, jajajajajaja.