domingo, 28 de octubre de 2012

PASTA REAL (BASE DE TARTAS)



Los ingredientes necesarios: 

3 Huevos frescos
100 Gr. Azúcar
100 Gr. Harina de fuerza
2 Sobres gaseosa Vesubio
1 Puntita colorante azafrán
1 Ralladura de limón
Azúcar glass
Mantequilla

Estas medidas son para un molde desmontable de 20 cm.

Precalentamos el horno a 200º y bajamos a 180º.

La Pasta Real es básicamente un bizcocho que se toma solo, también como base para tartas y sobre todo en casa lo utilizaba mi madre para hacer el Bienmesabe, una tarta emborrizada de almíbar con una cobertura de crema de almendras y adornada con merengue, que ya cuando lo haga lo publicaré. Lo compraba ya preparado el bizcocho en la pastelería La Crema y desde entonces no lo había vuelto a ver, hasta que en Santa Pola lo encontré en el horno de Molina, gracias a la Sra. María su propietaria que me dio la receta, he podido hacerlo en casa y el secretillo no es ni más ni menos que utilizar los sobres de gaseosa Vesubio en lugar de la levadura y la harina que tiene que ser de fuerza.

En un bol ponemos solo los huevos a temperatura ambiente y levantamos con las varillas.
A continuación añadimos el azúcar, poco a poco y sin dejar de batir.
Seguimos con la harina de fuerza, la vamos incorporando poco a poco y sin dejar de batir. Aquí le puse una pizca de colorante de los polluelos, este bizcocho se diferenciaba de otros por su color amarillento, que se conseguía utilizando huevos de los de antes, claro está!
Una vez incorporada la harina, añadimos los dos sobres de gaseosa, vienen unidos en paquetitos de dos, uno es el bicarbonato (azul) y el otro es el ácido tartárico (blanco) por lo tanto son dos dobles, continuamos batiendo y añadimos la ralladura de medio limón. En la zona de Levante se utiliza este producto para la repostería y bollería, pero si no lo encuentras puedes utilizar un sobre de levadura Royal, aunque el resultado no es el mismo, no sube tanto y por el saborcillo característico de las sodas.
 








No es necesario dejar de reposar, una vez este todo bien integrado en la mezcla, la vertemos en el molde que previamente hemos untado con un poco de mantequilla los laterales. 

Introducimos en el horno durante unos 30 minutos, vigilamos pero procuraremos no abrirlo hasta que este prácticamente hecho y tan solo para comprobar con una aguja o un cuchillo que sale seco.
Puedes darle un toque de calor arriba para que quede un poquito color tostado, pero no hay que pasarse.
Dejamos que se enfríe y desmoldamos, lo decoramos con azúcar glass, con la ayuda de un colador bien seco.
Ya tenemos lista nuestra pasta real, para hacer con ella lo que queramos!
Tiene un acabo muy esponjoso, pero firme.
Exquisito para tomar como bizcocho en el desayuno o en la merienda.
 

4 comentarios:

Mika´s Kitchen dijo...

Me llevo un trozo para merendar ;) Un abrazo!!

José Miguel Bonmatí Ñeco dijo...

Solo uno? un saludo.

Leonor dijo...

Ahora mismo me voy a Mercadona por harina de fuerza y gaseosas. Tiene una pinta estupenda, estoy deseando que publiques la tarta que hacía tu madre con esta base.

Un beso.

Leonor.

José Miguel Bonmatí Ñeco dijo...

En eso estoy Leo, tratando de localizar la crema de almendras para el bienmesabe. En cuanto la consiga la hago, por cierto en mercadona venden los sobres de gaseosas para reposteria. un saludo y buen puentazo.