viernes, 5 de octubre de 2012

PIMIENTOS DEL PIQUILLO RELLENO DE GAMBAS Y PESCADO



Los ingredientes necesarios: 

1 Pimientos del piquillo
1 Gambas arroceras
1 Filete de pescado
2 Dientes de ajo
1 Cebolla
1 Leche
1 Cucharada de harina
1 Brick nata 500 ml.
Aceite de oliva l
Mantequilla
Sal
Pimienta molida
Nuez moscada


Aunque hay muchas recetas para rellenar unos pimientos del piquillo, para mí el mejor que se le puede hacer es de pescados y mariscos, los rellenos de carne mejor con los pimientos verdes. Son muy fáciles de preparar, aunque un poco entretenido, pero el resultado es un plato muy sabroso para chuparse los dedos.

Descongelamos el pescado y las gambas, si es que hemos comprado todo congelado claro está, pelamos las gambas y reservamos las cabezas, cortamos en trozos el pescado y salpimentamos, en este caso utilice un filete de rosada, pero puedes utilizar merluza, bacalao, etc.
En una sartén con un poco de aceite y un ajito muy picadito, marcamos primero el pescado, luego las gambas y apartamos.
 





Reservamos, para preparar el relleno.
Luego en esa misma sartén, hacemos las cabezas aplastando con un tenedor para que suelten sus jugos.
Ahora vamos a preparar una bechamel aprovechando esos jugos, añadimos a la sartén una porción de mantequilla.
Derretimos removiendo con una cuchara de madera, ponemos la cebolla muy picadita, cuando este doradita incorporamos una cucharada de harina, tostamos un poco sin quemar para que luego el sabor no sea a harina cruda.
Vamos removiendo hasta que se despegue de las paredes y entonces añadimos la leche a temperatura ambiente o caliente, nunca fría porque te costara el eliminar los grumos, vamos removiendo y añadiendo leche hasta conseguir la textura deseada de la bechamel.
Incorporamos las gambas y el pescado picadito, removemos y dejamos enfriar.
Empezamos a rellenar, para ello se escurren los pimientos de la lata o el bote, y sobre un trapo o paño secamos un poco.
Con la bechamel que hemos obtenido los rellenamos con cuidado, reservamos los rotos para la salsa de nata.
En una sartén donde entren luego todos los pimientos rellenos, ponemos un poco de aceite de oliva y un ajito picadito, cuando este doradito añadimos la nata, los trozos de pimientos rotos, una pizca de nuez moscada y cocinamos, salpimentamos y pasamos por la batidora.
Vamos colocando en la sartén los pimientos con cuidado de no romperlos, de tal forma que no se monten unos con otros, si fuera necesario porque se haya espesado mucho la salsa, agregamos un poco de leche, dejamos cocer todo junto unos minutitos y listo!









Servimos un par de ellos por comensal, con bastante
salsita para luego mojar el pan!
 
 
Si quieres puedes también gratinarlos en el horno, antes de servirlos.




2 comentarios:

Magda dijo...

suelo prepararlos así y nos encantan!

José Miguel Bonmatí Ñeco dijo...

Todo un pecado! Cada vez que los hago me paso con la salsita, Un saludo Magda.