sábado, 7 de julio de 2012

TARTA DE QUESO PHILADELPHIA Y MEMBRILLO

Los ingredientes necesarios: 

1   Tarrina de Philadelphia
2   Brick nata 200 ml.
12 Hojas gelatina neutra
80 Grs. azúcar
1   Rulo galletas digestive
Mantequilla
Carne membrillo
Almendras


Como ya comenté en otra receta de tarta de queso tipo philadelphia, es uno de los postres más comunes del mundo, pero con multitud de variaciones y sin una receta original definida, esta que vamos a preparar sin horno es como la de la tele, postre muy socorrido pero con una versión en dos capas. 

La carne membrillo para el relleno es casera, está elaborada por mi prima Antoñita Molina en Santa Pola, pero lo puedes sustituir por cualquier otra confitura, la más común es la de fresas o frutas del bosque.

Lo primero que vamos a preparar es el molde, como no será muy grande no utilizo el desmontable porque quedaría muy finita para estas proporciones, así que uno apto para horno lo forramos con papel de hornear para luego desmoldarla bien.
Luego preparamos la base con las galletas digestive, para ello derretimos unos 40 grs de mantequilla en un recipiente, trituramos la mitad de un rulo de galletas ya que la base no debe ser muy gruesa, mezclamos muy bien estos dos ingredientes trabajándola con las manos. La distribuimos por el fondo del molde con la ayuda de una cuchara, que quede bien prieta y la introducimos en la nevera.
 
En un cazo ponemos a hervir un brick de nata de 200 ml. y un poco menos de la mitad del otro, la tarrina de queso la dividimos en tres partes y añadimos dos de ellas a la nata, que serán aproximadamente 200 grs. y unos 50 grs. de azúcar, vamos removiendo y en cuanto rompa a hervir apartamos del fuego.
Mientras tanto hemos puesto a remojo 6 hojas de gelatina neutra, que son las necesarias para unos 500 ml. siguiendo las indicaciones del fabricante, las tenemos unos 4 minutos, escurrimos y la añadimos a la mezcla que debe estar apartada del fuego.
 








Vamos removiendo muy bien hasta diluir la gelatina, a continuación y con la ayuda de un colador, incorporamos la mezcla al molde que tenemos preparados con la base de galletas.
La mezcla se distribuirá por si sola por toda la superficie.
Hasta aquí son los mismos pasos a seguir  que para hacer la tarta de queso philadelphia sencilla, la introduciríamos en la nevera al menos 6 horas y luego cubriríamos la superficie con la confitura de frutas que queramos, para continuación desmoldarla y servirla.
 








Ahora viene la originalidad de mí tarta, que es otra capa de queso por encima de la confitura.

Para ello aprovechamos todos los pasos anteriores a excepción de la capa de confitura, en este caso la carne membrillo la pondremos a calentar con un poco de agua en un cazo para diluirla y llevarla a ebullición, son aproximadamente unos 250 ml en total, mientras ponemos 3 hojas de gelatina neutra en remojo los 4 minutos, escurrimos e incorporamos fuera del fuego a la confitura, diluimos muy bien para que se integre.
Vertemos la mezcla sobre la tarta, en este caso no hace falta que este las 6 horas, con al menos 2 horas es suficiente, rallamos un poco la superficie con la ayuda de un tenedor para que se unan bien las dos capas antes de incorporar la gelatina de carne membrillo. 

Dejamos enfriar en la nevera hasta que cuaje muy bien la gelatina de membrillo.
Ahora vamos a por la última capa de queso, seguimos los pasos de la primera con los ingredientes que nos queda, el poco más de medio brick de nata, la tercera parte del queso unos 100 grs. y unos 30 grs. de azúcar, que llevamos a ebullición y le ponemos 3 hojas de gelatina siguiendo los pasos de apartar, remojar, diluir fuera del fuego.

Sacamos la tarta de la nevera que ya estará cuajada la gelatina de membrillo, rallamos un poco la superficie e incorporamos la mezcla con la ayuda del colador y una cuchara, para que caiga lentamente sin dañar la gelatina.
Dejamos enfriar a temperatura ambiente, cubrimos con papel aluminio y luego a la nevera unas 4 horas. 

Luego ya podemos desmoldarla.
 








Lista para comer, bien fresquita!
Una sugerencia de presentación, es freír unas almendritas, majarlas en el mortero, o picarlas y rociarlas por la superficie de la tarta.

2 comentarios:

Mika´s Kitchen dijo...

Te ha salido estupenda y creo que esta riquisima! Con tu permiso tomo nota pq me queda algo de membrillo y lo podria aprovechar ;)
Besotes y un buen finde!

José Miguel Bonmatí Ñeco dijo...

Gracias, buen fin de semana tambien.